jueves, 10 de noviembre de 2011

Historia de la Canción ' London Dungeon' (The Misfits)

Luego de varios cambios de integrantes, a fines de 1978 la formación de los Misfits era: Glenn Danzig (voz), Jerry Only (bajo), Bobby Steele (guitarra), y Joey Image (batería).
Traffic Casualties (1979): Jerry atropellando a Joey, Bobby y Glenn

El 25 de junio de 1979 The Misfits lanzaron oficialmente las copias promocionales del EP de 7”Horror Business” durante el show que realizaron como acto de apertura para The Damned en el local Hurrah, en New York (varios fans de la banda británica consideraban a los Misfits como la versión americana de los Damned por el look gótico, ya que para entonces, los Misfits habían desarrollado plenamente el look ‘horror punk’, y algunos fans comenzaban a referirse a ellos como una banda de ‘ghoul rock’ - rock lúgubre-, otros los llamaban “monster rock”, “horror rock”, e incluso “death rock”). Esa noche, entre la audiencia, estaban presentes Iggy Pop y Debbie Harry.
Horror Business - 1979


Luego del show, Jerry habló con Dave Vanian (cantante de The Damned) sobre la posibilidad de realizar un tour en el Reino Unido junto a ellos.

En septiembre realizaron cuatro presentaciones en Bethlehem (Pennsylvania) junto a Hell Sent. El 15, antes del último show, firmaron autógrafos en una disquería local llamada Motley’s. En una entrevista a Bobby Steele realizada por Alberto Díaz para la revista española Popular Nº1, el guitarrista recuerda un detalle interesante:

“En uno de nuestros fines de semana en Bethlehem en septiembre de 1979, un amigo que tenía una tienda de discos nos comentó que un conocido suyo, Peter Dyer, que dirigía una distribuidora (Caroline Records), había mostrado interés en lanzar un disco de los Misfits para el mercado inglés. Ni bien nos pusimos en contacto con él, Glenn negoció sacar nuestros dos únicos lanzamientos hasta la fecha, ‘Bullet’ y ‘Horror Business’, juntos en formato de 12 pulgadas. Esa era la parte fácil. Pero luego, Glenn empezó a enredarlo todo, ya que no deseaba incluir la canción ‘Children in Heat’ en ese mini LP. Lo que quería era seleccionar alguna canción del todavía inédito Static Age, y entre sus opciones originales barajaba ‘She’, ‘Return of the Fly’ y ‘Theme for a Jackal’. Yo le sugerí que utilizáramos ‘Last Caress’, pero inicialmente Glenn no me hizo el menor caso. Según él, estaba harto de esa canción. Pero no me rendí y lo presioné un poco más. Le dije ‘man, tú eres el único que está cansado de ese tema, ¡los demás lo amamos!; si incluyes ‘Last Caress’ en ese 12”, nos hará famosos’. Curiosamente, Glenn se rindió y puso esa canción. A menudo me pregunto cómo hubiera sido la historia si Glenn no hubiera escuchado mi consejo. Después de todo, ‘Last Caress’ fue la canción que produjo el fenómeno que todos conocemos. Sin ese tema, Metallica nunca hubiera podido exponer nuestra música al mundo”.

Así que a su vuelta a New York, y en preparación para lo que sería el mini LP titulado “The Misfits”, Glenn y Bobby volvieron al estudio para remezclar los tracks de la sesión de enero del ’78. Según Bobby, “estas mezclas quedaron un poco más pulidas, y le añadimos reverb a las voces”.

En apresto para el tour por Gran Bretaña, Glenn recogió los masters de los EPs “Horror Business” y “Night of the Living Dead”, además de fotografías nuevas de la banda, para armar el mini LP “The Misfits”.


El 21 de noviembre de 1979 a la noche la banda llegó al aeropuerto de Londres. El 23 comenzarían el tour junto a los Damned. Sin embargo, los problemas comenzarían ya desde su ingreso al país. Según Bobby Steele: “Estábamos en el aeropuerto de Londres, y habíamos llevado personalmente los masters y los diseños del disco, ya que Glenn no quiso arriesgarse a enviarlos por otros medios y perderlos. Pero cuando llegamos al Departamento de Aduanas, nos preguntaron sobre esos masters y comenzaron a ponernos problemas. ‘Algunos discos venden millones de copias’ argumentaron, con la intención de retener allí la cinta, e inicialmente nos exigieron que pagáramos impuestos sobre un millón de copias potenciales. Tras pasar un buen rato discutiendo sin parar, Glenn finalmente los convenció, dejándoles en claro que una banda punk como nosotros podría sentirse afortunada si vendía unas mil copias, y así nos dejaron llevarnos las cintas”.

Al día siguiente (22 de noviembre) Jerry apareció inesperadamente en la casa de Dave Vanian, cantante de los Damned, mientras el resto de los Misfits lo esperaban en el hotel. A pesar de que ya habían hablado sobre la posibilidad de girar juntos, Vanian no había tomado muy seriamente su conversación con Only, y los Damned no estaban esperándolos para aquel tour. En realidad, the Damned tenían planeada toda la gira y ya habían fichado a una banda irlandesa llamada Victim como teloneros. Sin embargo, Vanian, intentando componer las cosas para los Misfits, los añadió gentilmente a la cartelera de la gira como acto de apertura. El 23, los Misfits realizaron el primer show programado del tour en De Montfort Hall en Leicester, tocando en segundo lugar luego de Victim (a pesar de figurar como apertura); pero durante las pruebas de sonido de lo que sería su segundo show en Inglaterra (en Cambridge) cancelaron su participación en la gira ya que el manager de los Damned no estaba dispuesto a pagar la suma requerida por los estadounidenses.
The Damned (1979)


Indignados por la situación, los miembros de la banda volvieron a Londres para hospedarse en un hotel: sus boletos de vuelo para regresar a los States estaban fechados recién para el 18 de diciembre. En breve, conocieron a un tipo llamado Derek que prometió fichar a los Misfits como acto de apertura para The Clash; sin embargo, el trato no llegó a consumarse porque el baterista, Joey Image, retornó a los EEUU abandonando a la banda a fines de noviembre sin advertencia previa.

El 1º de diciembre, aprovechando su ociosa estadía londinense, Jerry dejó a Glenn y a Bobby en el hotel para ir a visitar a la madre de Sid Vicious, Anne Ritchie, con quien había trabado amistad después de la muerte de su hijo (2 de febrero del ’79). Entre esa noche, y la madrugada del 2, Glenn y Bobby se involucraron en una pelea con unos skinheads y fueron arrestados, yendo a parar dos días a la prisión de Brixton, suceso que luego daría origen a la letra de la canción ‘London Dungeon’. En otra entrevista para la revista española Popular Nº1, Bobby Steele nos relata aquella experiencia de manera detallada:

Popu Nº1: Cuéntanos alguna anécdota de aquellos días, Bobby.
Bobby: Oh, mi anécdota favorita, que da fe de lo salvajes y locos que éramos en aquellos tiempos, es aquella que Glenn inmortalizó en la canción ‘London Dungeon’. Fue en Londres, en diciembre de 1979, durante unos nuestros días libres luego de cancelar nuestra gira junto a The Damned. Ese día, Jerry había ido a visitar a la madre de Sid Vicious, y Glenn y yo estábamos aburridos tras pasar horas jugando al póker en el hotel, así que decidimos salir a tomar algo por la noche. Glenn guardaba todo el dinero de la banda, lo llevaba encima porque era el jefe y porque estaba convencido de que si me daba algo, yo lo perdería (Risas). Estábamos tomando una birra en un pub enfrente del Rainbow, donde iba a tocar The Jam esa misma noche, cuando Glenn empezó a ponerse paranoico: ‘esos skinheads de ahí atrás están hablando de nosotros, man’, me dijo. Intento darme vuelta para ver qué pasa, pero Glenn, muy nervioso me dice: ‘No, ¡No mires! ¡No te des vuelta Bobby!’. ‘Hey, Glenn - le respondo - Esto está lleno de gente bebiendo y charlando, es imposible que hayas escuchado nada claro’ a lo que me responde: ‘Bobby, están conspirando para matarnos’ (Risas). Yo flipé, pero también me estaba muriendo de hambre y le pedí unas monedas para salir y comprar algo en algún ‘Fish & Chips’. Así que salgo, compro algo de comida y, a la vuelta, me encuentro a Glenn sentado en la vereda, enfrente del pub, afilando contra el suelo un trozo de vidrio con las manos, con cara de loco y gruñendo algo que no llego a entender. De repente, dos tipos enormes con la cabeza rapada aparecen de la nada, toman a Glenn por los hombros e intentan llevárselo a un callejón cercano. Yo no podía creerlo ‘¿Pero qué mierda está pasando aquí?’ (Risas). Así que corro a ayudar a Glenn, arrojo la bolsa de papas en la cara de uno de ellos y el tipo me tira al suelo. El que estaba peleando con Glenn me reconoce y le dice al otro ‘hey, déjalo, ese es amigo de los Damned’, y el tipo me suelta; pero alguien había llamado a la policía, que aparece y se lleva a los dos sujetos y a Glenn a la comisaría… ¡con todo el puto dinero encima!
P Nº1: Alucinante.
B: Ya te digo. Ahí estaba yo, completamente solo en Londres, y sin dinero para un taxi o para el tren. Bien. Ando una hora a pie hasta la comisaría y pido hablar con Glenn para que, al menos, me dé algo de plata para ir hasta el hotel. No me hacen caso, así que llamo a la embajada estadounidense para que me den una mano… ¡y me cuelgan el teléfono! (Risas). Genial. Pasemos al plan B: ¿qué tal si vuelvo a la comisaría, meo en la entrada y así puedo pasar la noche bajo techo? Perfecto, un buen plan. Suena bien. Voy para allá y me encuentro al skinhead que me había atacado hacía una hora. El tipo me mira con cara de odio y me grita que me va a hacer mierda. Estamos hablando de un tipo de dos metros de alto y más de cien kilos de peso, alguien con quien no puedo enfrentarme físicamente y pretender ganar. Así que le escupo en la cara y… bueno, ya sabes. En Inglaterra escupir a alguien es peor incluso que violar a la reina (Risas). Inmediatamente se arma la de dios y un montón de polis me meten a rastras dentro de la comisaría. En ese momento yo estaba fumado y borracho, y todo me parecía tan ridículo que quise seguir con aquella extraña broma del destino. ‘¿Así que eres yanqui?’ me preguntó un poli bastante gay, ‘si ¿y qué?’, le respondo. ‘Tu presidente es un imbécil’, me dice. Y le respondo ‘y tu reina es una jodida puta’. Imagínate lo que vino luego. Me dieron la paliza de mi vida. Pero yo no paraba de reírme. Al menos no pasé la noche en la calle, que ya es algo…
P Nº1: eso es lo que yo llamo una anécdota salvaje.
B: Recuérdala cada vez que escuches ‘London Dungeon’.

Glenn Danzig relató la misma anécdota de manera más escueta en la revista Flipside (1981): “Yo estaba bastante borracho en el bar de Johnny Rotten, en frente del Rainbow. Unos skinheads estaban diciendo algo sobre NY y sobre nosotros. Inicié una pelea con uno de ellos. Cuando te peleas con uno y vas afuera, hay ocho esperándote. Son terribles. Rompí la cartelera del Rainbow, tomé un enorme trozo de vidrio y les dije, ‘vamos, vengan’. Antes de darme cuenta, tres policías me tomaron y me arrojaron a una celda de la cárcel de Brixton”.

Bobby narra el remate del suceso en la entrevista publicada en la revista Punk Floyd:

“Me metieron en la celda en la que estaba Glenn. No sé si conoces esos calabozos, pero son como los calabozos de los museos de cera. Allí se me ocurrió la idea, y le dije a Glenn ‘deberíamos escribir una canción sobre todo esto y ponerle London Dungeon (Calabozo de Londres)’. Estábamos sentados en el suelo de aquella celda pequeña de paredes sólidas que hacían mucho eco, y comenzamos a palmear el ritmo en nuestros muslos y a tararear la melodía (tararea el riff de la guitarra), y sonaba muy cool en aquel calabozo, y así quedó. Glenn hizo la letra luego”.
 
Calabozo londinense

El 3 de diciembre, Glenn y Bobby tuvieron que presentarse ante la corte de Highbury para responder por sus causas de arresto.

El 18 de diciembre, los tres miembros restantes de la banda abordaron el avión que los llevaría de vuelta a los EEUU. Habían financiado todo el viaje con la tarjeta de crédito American Express del padre de Jerry.


El lanzamiento de los Misfits que Cherry Records publicó en Inglaterra fue un mini-LP de 12” titulado Beware. El disco contenía los tracks de los EPs “Bullet” y “Horror Business” (menos ‘Children in Heat’), con la adición de la canción “Last Caress”, de las sesiones de Static Age. La tirada fue de 3120 copias y, ya que originalmente era un lanzamiento para promocionar la frustrada gira de la banda por el Reino Unido, en los EEUU solamente podía conseguirse a través de un pedido al Fiend Club.



Bobby Steele cuenta la historia detrás del nombre ‘Beware’:



“Originalmente, el mini-LP simplemente se llamaba ‘The Misfits’, pero durante nuestra estadía en Londres, mientras vagábamos por las calles, solíamos toparnos con ‘señales crípticas’ que nos advertían sobre algo. Decían: ‘Beware Bollards’ (‘cuidado con los bolardos’); y como no teníamos ni idea de lo que era un ‘bolardo’, bromeábamos con la posibilidad de que ‘eso’ podría ser algún tipo de monstruo que podía aparecer saltando tras un arbusto. Para aquellos que no lo saben, los ‘bolardos’ no son más que una hilera de postes de hierro sujetos a la vía pública para evitar que los vehículos se suban accidentalmente a la acera. Bien. Como broma, Glenn garabateó en un pedazo de papel la palabra ‘Beware’ y la pegó sobre la portada de lo que sería el disco… y así fue como surgió el nombre oficial para nuestro lanzamiento inglés”.
Finalmente, la canción ‘London Dungeon’ fue publicada en 1981 en el EP ‘3 Hits From Hell’


Fuentes: Popular Nº1 “Especial # 400”, página 77, por Alberto Díaz, 2006; Popular Nº1 # 398 “Shock Rock Special”, páginas 36-37, por Alberto Díaz, 2006; Punk Floyd The Zine, Halloween Special, por Herman Mutant, 1993; Misfits Central
Traducción: Mazzu

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada