jueves, 23 de febrero de 2012

Mickey Mouse tomaba (y vendía) anfetas

El otro día, buceando en la web, me topé con algo bastante singular: un viejo cómic de Mickey Mouse de los años 50s en el cual el simpático roedor, junto a su inseparable amigo , Goofy, consume y vende anfetaminas (o una droga similar). Tomado de la página Erowid Online Books; la traducción es mía

'Mickey Mouse en Speed' por Erowid

El siguiente cómic formó parte de una colaboración promocional entre Walt Disney y General Mills. En él aparecen Mickey y Goofy, dos diferentes drogas psicoactivas, administración de drogas de manera subrepticia, un chamán malo, y un elefante 'parlante'. Al momento de ser producido, el cómic pertenecía a un grupo de 8 historietas que podían comprarse a 15 centavos c/u, más el troquel superior de la caja de una marca específica de cereales para el desayuno.

Este es uno de los muchos ejemplos del uso de drogas psicoactivas por parte de los personajes de Disney, que en retrospectiva, parece ingenuo e inapropiado. Esta perspectiva, positiva y comercial, sobre el uso de drogas por parte de personajes creados para los niños, ha provocado numerosos debates de interés histórico.  Las referencias culturales etnocéntricas, la representación de los africanos y la afirmación de la superioridad de los medicamentos estadounidenses, se destacan incluso por encima del mensaje de fondo de 'las-anfetaminas-son-buenas-para-tí'. También es notable que Mickey le suministra drogas fuertes a dos personajes sin que éstos lo supieran o sin su consentimiento.

Durante la década de 1950, en el pico de la expansión suburbana estadounidense posterior a la segunda guerra mundial, el consumo de un gran número de drogas estimulantes y sedantes era amplio, y era promovido por la prensa mayoritaria. En esa época, muchas de estas medicinas se vendían en los comercios sin receta. La inclusión de referencias claras y positivas sobre las drogas en la literatura y el cine para niños nos parece arcáica y sorpresiva, dado el tabú existente con respecto a las sustancias psicoactivas en el siglo XXI.  

MICKEY MOUSE Y EL CURANDERO por Walt Disney

Goofy (G): '¡Hey, Mickey, mira lo que tengo!'

Mickey Mouse (MM): '¿Qué es eso?' G: 'Una muestra gratis de una cosa nueva llamada Peppo'
MM: '¡Caramba! ¡Traeré una cuchara y lo probaremos!'

G: '¡La primer cucharada es mía! MM: 'Okay' G: '¡Yum-yum! ¡Tiene gusto a chocolate!.. ¡Yeow!' (grita)

MM: '¡Mira lo que le hiciste a mi cielorraso!' G: 'No fue mi culpa Mickey, ¡Fue el Peppo!' MM: 'Bien, ahora lo probaré yo'

MM: '¡RECÓRCHOLIS! ¡Cortaré el césped, pintaré la casa, limpiaré el altillo... ¡Peppo es súper! ¡Goofy, tengo una idea!'
MM: '¡Vamos! ¡Veremos al farmacéutico para averiguar quién fabrica Peppo!' G: '¡Pero yo lo conseguí en la feria!'
MM: '¿En la feria? ¡Entonces vamos allá!' G: '¿Por qué?' MM: '¡Porque podemos vender Peppo y hacer una fortuna!' G: 'Allí está la tienda de Peppo' MM: '¡Bien!'
MM: 'Allí está la oficina del gerente ¡Sígueme!' Gerente (GE): '¿Así que ustedes quieren vender Peppo?' MM: '¡Si señor!' GE: 'Bien, aquí está todo completo, pero hay un territorio que estoy ansioso por abrir ¡Y es todo suyo, chicos!'
(firman el contrato y el gerente les dice cuál es el nuevo territorio) GE: '¡Africa!' MM: '¿Africa?' GE: 'Si chicos, y ustedes han firmado un contrato, ¿recuerdan?' 
Ver historieta completa en: The Vaults of Erowid








No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada